Novedad: La Renta Básica Universal sustituirá al IFE

Advertisement
Advertisement

El Gobierno Nacional ya esta viendo las diferentes alternativas que irían a implementar después de la pandemia. Se habla de la Renta Básica Universal que llegaría para reemplazar al denominado Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el programa que da un bono de diez mil pesos a trabajadores informales, monotributistas sociales y empleadas domésticas, y que en agosto iniciará su tercera y última ronda de pago.

Renta básica

Nueva Renta básica universal

En las alternativas para implementar el programa se encuentran trabajando la Jefatura de Gabinete, tres ministerios (Economía, Desarrollo Social y Trabajo) y la Anses que por su capilaridad va a ser encargada de llegar a los futuros beneficiarios.

Advertisement

Hasta el momento, en lo que coinciden es que el beneficio llega para reemplazar al pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), pero no a otras prestaciones como la Asignación Universal por Hijo (AUH) o Asignación Universal por Embarazo (AUE) para la Protección Social, que se van a mantener como hasta ahora.

“Se está pensando en un beneficio para personas en mayor estado de vulnerabilidad luego de la cuarentena. El IFE dejó un mapa claro de la situación”, dijeron algunas fuentes cercanas al Gobierno. En dicho mapa, por ejemplo, ha quedado en evidencia que cuatro millones de personas nunca habían tenido un empleo en blanco o en una cuenta bancaria. Ese numero va a ser el piso de beneficiarios a los que esta pensando llegar el gobierno con la Renta Básica Universal.

Una de las alternativas más avanzadas es que el programa se encuentra también orientado hacia el empleo, una de las posibilidades en estudio es que las personas que lo reciban tengan además un proceso de capacitación y de inserción laboral en el sector privado. Por ejemplo, las empresas puedan emplear a los beneficiarios, en una primera instancia con fondos del Estado Nacional.

Advertisement

Detalles importantes de la Renta Básica Universal

Otro aspecto importante en el que trabaja es que no haya intermediarios entre el Estado y los beneficiarios. Unos informantes destacaron que “Que el registro y el criterio de elección esté en manos del Estado y no de organizaciones intermedias”.

“En el mundo ya hay un debate sobre el ingreso universal, a la luz de la inequidad y de las vulnerabilidades desnudadas por la pandemia. Más aún en países en desarrollo, donde el 50% de los trabajadores son precarios con ingresos inestables que caen a pique en las crisis. Pero no hay que confundir los términos: pocos países en desarrollo tienen los recursos fiscales para un ingreso universal”, dijo el economista Eduardo Levy Yeyati, quien además es decano de la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella.

Este señor, además añadió “Lo que hoy se discute son extensiones de los programas existentes, como la AUH para menores o la PUAM para adultos mayores o el reciente IFE. En este sentido, las propuestas apuntan a un piso de ingreso para eliminar la pobreza extrema y el hambre, más que a una renta universal para la que deberíamos ver primero un fuerte crecimiento del ingreso per cápita y una recomposición de las cuentas públicas”.

Advertisement

Hasta el momento no hay precisiones sobre la implementación, podría tenerse en cuenta con un ingreso mínimo universal a una transferencia que equivale a la línea de indigencia (pobreza), no por hogares como los es el IFE, sino por persona, a los mayores de 18 años de edad que no reciban ingresos. En ese caso, cada beneficiario debería tener una cuenta bancaria gratuita.

Advertisement

¡Haz clic para puntuar!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *